Skip to main content

Primer ministro de Haití promete frenar violencia

El domingo bandas armadas asesinaron a tres efectivos de la Unidad Temporal Antipandillas (UTAG) de la Policía Nacional en el centro de Puerto Príncipe

Puerto Príncipe
El nuevo primer ministro de Haití, Garry Conille, prometió ayer, lunes, que luchará “sin tregua contra la violencia y la impunidad”, un día después de que las bandas armadas asesinaran a tres efectivos de la Unidad Temporal Antipandillas (UTAG) de la Policía Nacional.

“Condeno enérgicamente estos actos criminales y reitero mi compromiso de luchar sin tregua contra la violencia y la impunidad. Es imperativo que los autores de estos crímenes sean rápidamente detenidos y puestos a disposición judicial», afirmó Conille en una declaración pública.

Instó al pueblo haitiano a cooperar plenamente con las autoridades y proporcionar información sobre el ataque sucedido en la zona de Sans Fil, en Delmas 18, porque, dijo, “la seguridad y la justicia son responsabilidades compartidas, y juntos debemos trabajar por un futuro más seguro y más justo».

“Todos debemos movilizarnos para garantizar que se haga justicia y que estos actos no se repitan jamás”, indicó Conille, quien añadió que, en cuanto se forme y se instale su Gobierno, tomará todas las medidas necesarias al respecto.

Subrayó que los autores de estos actos “serán detenidos, juzgados y condenados conforme a la ley” y destacó su determinación de reforzar las medidas de seguridad para proteger a los ciudadanos y las fuerzas del orden- “Debemos asegurarnos de que quienes se dedican a nuestra seguridad estén a su vez protegidos y apoyados en el desempeño de sus funciones».

En su opinión, los hechos del domingo, frente a los cuales mostró su indignación y que condenó enérgicamente, constituyen un “acto atroz y bárbaro” y “un ataque directo contra la seguridad y la estabilidad de nuestra nación».

Tras dar el pésame a los allegados y colegas de los efectivos asesinados y recordar a los agentes fallecidos en circunstancias similares, Conille les garantizó su apoyo incondicional porque el Estado debe acompañar a las familias.