La frontera en calma - Telenord.com.do

Nacionales

La frontera en calma

La frontera en calma

Aun cuando a través de las redes sociales se multiplicaba la difusión de informes, siempre sujetos a la posibilidad de meras especulaciones, advirtiendo de que haitianos estarían listos a desplazarse en estampida hacia el lado dominciano por la frontera terrestre, las constantes supervisiones y vigilancia de soldados de las tres ramas militares del país, diseminadas en todo el cordón fronterizo, parece haber descartado de plano estas conjeturas.

Contrario a todo eso, lo que sí fue evidente fueron muestras e interés por revitalizrar la dinámica de los negocios entre haitianos y dominicanos aquí.

Al estrecho contacto con los puestos de chequeo del Ejército en toda la línea de frontera se sumó un recorrido ayer martes del teniente coronel José Luis Rodríguez Sánchez, de la quinta brigada, con sede en Barahona.

Esta inspección fue ordenada por el coronel Aquino González, quien se encuentra en la fortaleza Enriquillo, sede de la 21 compañía del Ejército.

En su recorrido conjunto con los superiores de la fortaleza Enriquillo, Rodríguez Sánchez tiene previsto mantener contacto con los soldados en la división con este lado y Haití, y ofrecer instrucciones para que se preserve el orden y evitar la penetración masiva de indocumentados hacia el país.

Las actividades comerciales seguían sin contratiempos
Ayer se observó que a lo largo de las comunidades haitianas, desde Thiote hasta Anse-A-Pitre, en la línea colindante con comunidades de este lado dominicano, las actividades productivas transcurrían normales. Se pudo constatar que había camiones transportando ropas usadas desde la zona franca de Pedernales.

Una comerciante haitiana dijo que las ropas que adquieren en la zona franca de Pedernales podrían venderla en el lado de Haití, sin ningún intento de trasladarla a Puerto Príncipe, la capital del país, donde la recién situación de violencia y caos desatada en protesta contra los drásticos aumentos de los combustibles dispuestos por el gobierno, que luego se vio forzado a revocar la medida, sigue siendo tensa. Las actividades en Pedernales se desenvuelven en estado de normalidad. A simple vista se veía a mujeres haitianas cruzando la frontera y vendiendo ropas usadas y productos agrícolas en las calles de esta ciudad homónima del suroeste, a pesar de que algunas son devueltas a su país, como en el caso de una que se rebeló, exigiendo que se le dejara hacer sus negocios aquí.

Requisas militares
Reporterosde LISTÍN DIARIO observaron que a haitianos que cruzaban el portón de acceso para trasladarse a comunidades dominicanas les eran requeridos sus documentos de identidad, tales como pasaporte, carné de naturalización e información sobre su destino hacia este lado de la isla.

Dos de esos haitianos pretendían rebelarse ante soldados del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront). Uno de ellos pretendía viajar a una comunidad costera del Sur, y alegaba que residía en el país.

Trabajo de Migración
El teniente coronel José Luis Rodríguez Sánchez viaja acompañado, en su recorrido por Pedernales, del mayor del Ejército, Martin Beltré Sánchez, encargado de Migración, en un trabajo en conjunto para evitar que haitianos crucen la frontera de manera irregular, a pesar de que para estos oficiales la frontera está tranquila de este lado dominicano.

Migración dijo que esa institución está supervisando a todo el personal que labora en ese ente, advirtiendo que el empleado que siquiera intente aceptar un soborno de parte de haitianos, será sancionado.

Recordó que las instrucciones superiores, basado en la orden de cero corrupción en los asuntos migratorios, están bien claras y definidas al respecto.

(+)
FINAL DE HUELGA DE DOS DÍAS EN EL TRANSPORTE
Un despacho de prensa fechado en Puerto Príncipe indica que Haití vivió ayer su segundo y último día de huelga de transporte convocada por los sindicatos tras las violentas protestas del fin de semana contra el aumento en los precios de los combustibles, que el Gobierno dejó sin efecto poco después del anuncio.

Contrario al lunes, ayer se observó un poco más de flujo de vehículos y de personas en las calles, mientras las alcaldías de las zonas metropolitanas tratan de limpiar las calles en las que los manifestantes arrojaron basura e incendiaron neumáticos durante las protestas, en las que hubo saqueo y quema de importantes negocios.

Las personas tratan de retomar, como pueden, sus actividades cotidianas y en las calles se observa una presencia policial.

En tanto, sectores de la oposición continúan reclamando la renuncia del primer ministro, Jack Guy Lafontant, cuya dimisión exigió también la cúpula empresarial haitiana.

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk website.