Skip to main content

Peso pluma sufre fractura en tobillo durante show en Gov Ball

El festival de música Governors Ball se llenó de emoción el domingo (9 de junio), cuando Peso Pluma animó a miles de asistentes con corridos y algunos éxitos de trap en el escenario Gopuff. En un inesperado incidente, el superastro mexicano se fracturó un pie a mitad de la actuación, pero siguió adelante como un jefe. Era la primera vez que actuaba como cabeza de cartel en un festival de todos los géneros, y afrontó el reto de frente, con un espectáculo estimulante.

Ataviado con un hoodie negro de Celine y cadenas plateadas, el oriundo de Guadalajara inició su actuación de una hora con las estridentes notas del trombón de “Rubicón”. Entre gritos extasiados, dio la bienvenida al público: “¡Arriba México, putos! ¿Qué tal por Nueva York? ¿Están listos para una pinche noche de corridos?”, gritó.

Entre una docena de bailarines y ocho músicos, el artista pronto invitó a Jasiel Nuñez al escenario para interpretar el éxito de corridos “Rosa pastel”, y más tarde trajo al rapero Rich the Kid para la canción de trap “Gimme a Second”. Esta mezcla de estilos demostró la versatilidad de Peso. También cantó éxitos como “Ella baila sola”, “PRC” y “La bebe”, e interpretó su reciente sencillo “La Durango” en vivo por primera vez.

El show tomó un giro inesperado cuando Peso Pluma, al dar un mal paso en el inclinado escenario, se fracturó el pie. Sin inmutarse, adaptó su actuación, utilizando su lesión como testimonio de su dedicación: “Si lo tengo fracturado, me da mamada. ¡Porque se merecen un show!”, gritó.

A mitad del set, un miembro del personal le trajo una silla, y él dijo “hell no” (ni hablar) para seguir parado brincando en un pie. Más tarde confirmó su fractura y escribió en Instagram: “¿Pie roto? ¡Me vale madre! Gracias Nueva York. Tu energía estuvo increíble. Los amo”.

En un momento dado, la voz de Morgan Freeman también jugó un papel notable en el set de Peso como narrador.

El actor relató las controversias que históricamente ha protagonizado la música de los narcocorridos en México, o en este caso corridos bélicos, que incluso han sido prohibidos en algunos lugares del país, estableciendo paralelismos con el rap de gángsters.

Mientras tanto, en el telón de fondo se proyectan imágenes de Chalino Sánchez.