7 errores que cometes al lavar la ropa sin darte cuenta

7 errores que cometes al lavar la ropa sin darte cuenta

¿Crees que dominas la lavadora a la perfección? Sigue leyendo y descúbrelo, quizá no lavas la ropa tan bien como crees...

Poner la lavadora es una de las actividades domésticas que más repetimos, por lo que es bastante habitual hacerlo de forma mecánica sin prestar atención a si realmente lo estamos haciendo bien. Sin embargo, nuestra ropa no está tan limpia ni huele tan bien como nos gustaría porque cometemos pequeños errores sin darnos cuenta. Lo peor es que, a largo plazo los tejidos se deterioran y se reduce la vida útil de la ropa significativamente.

¿Quieres evitarlo? A continuación te contamos cuáles son los fallos más frecuentes al lavar la ropa. Detecta cuáles de ellos cometes tú y ponle remedio en la próxima colada.

 

1. No tratar las manchas antes de meter la ropa en la lavadora

 

2. No utilizar la cantidad adecuada de detergente

La lógica puede hacernos pensar que cuanto más detergente echemos, más limpia estará la ropa, pero no es así. De hecho, si nos pasamos, el producto puede dañar los tejidos y dejar manchas en la ropa. ¿Qué cantidad es la adecuada? Desde P&G, los expertos de Ariel recomiendan utilizar la cantidad que se indica en el producto, aproximadamente un tapón en el caso del detergente Ariel líquido concentrado. No obstante, también determinan que es importante tener en cuenta los siguientes factores antes de decidir la cantidad de detergente que utilizaremos.

  • La suciedad de la ropa: cuanto más sucia esté la ropa, más detergente tendrás que echar y viceversa.
  • El tamaño de la carga de lavadora: la dosis de detergente recomendada está pensada para lavadoras convencionales. Si la carga supera los 7 kg, es probable que necesites más cantidad de detergente.
  • La dureza del agua: la dureza del agua varia según la zona en la que vivas. En aquellos lugares en los que el agua es más dura, se necesita más detergente para obtener mejores resultados.

3. Poner las cápsulas líquidas encima de la ropa

¿Utilizas cápsulas líquidas para lavar la ropa? Si es así, debes saber que para obtener mejores resultados, desde Ariel recomiendan poner la cápsula Pods 3 en 1 con la lavadora vacía y después meter la ropa. De esta forma la cápsula entrará en contacto con el agua mucho antes y su efectividad será mayor. Además, si las prendas están muy sucia, la dureza del agua es muy elevada o hay mucha cantidad de ropa, lo más adecuado es utilizar dos cápsulas.

4. No echar suavizante o echar una cantidad inadecuada

El suavizante es clave para obtener buenos resultados. Además de hacer que la ropa huela mucho mejor y esté más suave, se reducen las arrugas y la electricidad estática. No obstante, tampoco hay que pasarse, ya que al igual que ocurre con el detergente, una cantidad superior a la necesaria puede dañar los tejidos. Lo ideal es seguir las recomendaciones del producto. Asimismo, para asegurar su efectividad, es importante que limpies el compartimento del suavizante con frecuencia, aproximadamente una vez al mes. De esta forma evitarás que se obstruyan los conductos que hacen que el producto llegue hasta la ropa.

 

5. Llenar demasiado el tambor

A veces parece inevitable, lo sabemos, pero es perjudicial para la efectividad del lavado y si se repite de forma habitual, para la ropa. Aunque creas que ahorrarás tiempo y energía, a la larga no será así, ya que si no queda mucho espacio entre las prendas, el agua y la espuma no podrán penetrar y habrá zonas menos limpias que otras.

¿Cuál es la cantidad adecuada? Todo depende de la capacidad del tambor de tu lavadora. Lo mejor es que te asegures de que hay suficiente espacio en la parte superior del tambor para que el agua y el detergente se repartan bien por toda la lavadora.

6. Utilizar agua caliente

Aunque las manchas suelen salir mejor con agua caliente, lavar la ropa a temperaturas altas es perjudicial para los tejidos y también para el medio ambiente. Siendo realistas, la mayor parte de la ropa que lavamos a diario no tiene demasiada suciedad, por lo que lavar en frío o con agua tibia es más que suficiente.

Desde Ariel afirman que lavando a baja temperatura se ahorra hasta un 30% de energía, lo cual tiene un impacto tanto a nivel doméstico como a nivel global. Por eso, en los últimos años desde la marca están llevando a cabo campañas educativas globales para fomentar los lavados a bajas temperaturas temperatura. Para que la efectividad del lavado sea mayor, lo más recomendable es apostar por detergentes innovadores de calidad que sean igual de efectivos a bajas temperaturas.

7. No prestar atención a la ropa delicada

Y, por último, otro de los errores más comunes es no dar un cuidado especial a las prendas delicadas. Para no dañar la ropa lo ideal es fijarse en los tejidos y utilizar el programa más adecuado en cada caso. Por ejemplo, en el caso de la lana, es importante utilizar un programa específico que tenga un centrifugado muy corto para no dañarla. Si hablamos de lenceríamedias o ropa de baño, lo más recomendable es utilizar bolsas de lavado y lavar a una temperatura máxima de 30º.

¿Has tomado nota? Si procuras evitar estos errores, seguro que tu ropa estará mucho más limpia y durará mucho más tiempo. ¡Ponlo a prueba!

 

 

Contacto Eventos



Para tus actividades comunicate con nosotros 809-588-6238 ext. 205 y 829-451-3392


Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk website.