Skip to main content

El Samsung Galaxy S25 utilizará la IA para mejorar una característica clave

A pesar de quedar mucho tiempo para su presentación, los Samsung Galaxy S25 ya son noticia. El primer detalle de estos dispositivos se acaba de filtrar revelando una importante mejora en un apartado clave. Según leemos en Wccftech, los próximos gama alta de la serie 'S' podrían mejorar su autonomía entre un 5 y un 10% respecto a los actuales Galaxy S24.

Ahora bien, la filtración indica que los Galaxy S25 no aumentarán la capacidad de sus baterías. Esta supuesta mejora de la autonomía estaría relacionada con un nuevo sistema de gestión llamado Battery AI, el cual, utilizaría la inteligencia artificial para exprimir los mAh de una forma más eficiente.

Por lo tanto, la IA jugaría un nuevo papel fundamental en la próxima generación de dispositivos Samsung, adentrándose también en la gestión de los procesos para mejorar la autonomía. Cómo conseguirá sacar más partido de la misma cantidad de mAh es una incógnita, aunque ya se rumorea qué hará la compañía para conseguirlo.

Así funcionaría Battery AI en los Samsung Galaxy S25
Si bien Battery AI puede sonar como algo muy revolucionario, realmente se trata de la llegada de la inteligencia artificial a la función que gestiona el cierre de procesos en segundo plano. Es decir, ahora sería la IA la encargada de decidir qué apps deben eliminarse de la multitarea para mejorar los consumos energéticos y así aumentar la autonomía.

Según la citada fuente, esta función conseguiría entre un 5 y un 10% más de autonomía diaria en los Samsung Galaxy S25. Que si bien no son cifras demasiado alentadoras, no están nada mal sabiendo que las baterías no aumentarían ni un solo mAh de una generación a otra. Toda la mejora estaría a cargo de la IA.

Por lo tanto, Samsung habría conseguido lo que todos buscan: mejorar la autonomía de sus smartphones sin integrar baterías más grandes que condicionan el diseño y el peso. Eso sí, nada sale gratis cuando hablamos de dar un paso adelante en la gestión de los consumos: Battery AI podría suponer un importante freno al rendimiento de los dispositivos.

Samsung Galaxy S24

Samsung Galaxy S24
Y es que, una reducción del consumo energético está ligada de un recorte en algún otro proceso. Por lo tanto, la inteligencia artificial no conseguiría ese 10% extra mágicamente: esta mejora en la autonomía podría estar precedida por una bajada en el rendimiento del terminal o una gestión más agresiva de las aplicaciones abiertas en segundo plano.

Por el momento, los rumores indican que los Samsung Galaxy S25 utilizarán su red neuronal para mejorar el cierre de apps en segundo plano y dotar a la multitarea de una gestión más inteligente basada en el comportamiento del propio usuario. ¿Un ejemplo? La IA podría estudiar el uso que haces de Instagram y cerrarla por completo cuando crea que no la vas a utilizar más en un periodo corto de tiempo.