¿Para qué sirve ahorrar en familia y cómo hacerlo? - Telenord.com.do

¿Para qué sirve ahorrar en familia y cómo hacerlo?

Para qué sirve ahorrar en familia y cómo hacerlo02

 

Esta reserva económica permite a las finanzas familiares contar con recursos para gastarlos en imprevistos, invertir en la universidad de los hijos o incluso para gozar de una vejez tranquila, entre otros.

En el corto plazo, los imprevistos son escenarios no planeados que surgen en cualquier momento. La familia acostumbra a juntar dinero en alcancías, allí depositan monedas cuyo destino planificado es comprar regalos en Navidad. Sin embargo, tienen como sugestión utilizarlo en emergencias que puedan presentarse, generalmente en la noche, como el pago del desplazamiento a una clínica, la consulta con un especialista que no cubra la EPS y la compra de medicamentos costosos, entre otros.

Otra forma de ahorrar con este fin, es destinar el 10% de los ingresos familiares, durante un año, para cubrir los imprevistos. Se recomienda esta cuantía puesto que es la cantidad necesaria de dinero que podría resolver contingencias severas en un hogar. Una vez terminado ese tiempo, y si ninguna novedad sucede, la plata podría destinarse para la compra de bienes y servicios.

Le tenemos: El abecé del presupuesto familiar

En el mediano plazo, existen varias maneras de ahorrar con incentivos. Una forma es consultar los productos del sistema financiero y concentrarse en la capitalización del ahorro. Mediante este sistema, la pareja deposita mensualmente una cifra determinada, por ejemplo $500.000 durante 36 meses, y en cada periodo, durante el tiempo pactado, participa en sorteos por un premio significativo que ofrece la entidad bancaria. En caso de no ganar el estímulo, al final le devuelven el dinero junto con los intereses ofrecidos por el banco. Este ejercicio genera disciplina por el compromiso adquirido con el banco, pero también expectativas de un posible ingreso adicional.

Otra manera, muy estimulante para ahorrar, es la compra de vivienda sobre planos. Este sistema consiste en contactar una empresa constructora, firma que, avalada por una entidad financiera, ofrece al público en general un ahorro programado para la adquisición de casa o apartamento, sobre unos planos legitimados por las autoridades competentes de la Región.

Cabe destacar que estos programas pueden variar en el tiempo pactado entre las partes contratantes; sin embargo, tomaremos como ejemplo 30 meses. En el sistema antes mencionado, se programa una cantidad de recursos al mes para abonar a la cuota inicial de la vivienda ($1.000.000). ¿Qué mide la empresa constructora y/o el banco? La capacidad de pago del cliente, la disciplina y la puntualidad de los ahorros intencionales. ¿Qué obtiene el ahorrador? Su vivienda en un futuro próximo y una hoja de vida crediticia. Sobre este aspecto, es importante mencionar que la pareja debe planear, basada en su ingreso familiar, la cantidad mensual de dinero que logra reservar y el precio de la casa o apartamento que puede adquirir.

Existen diferentes opciones de conseguir casa propia, por ejemplo a través del leasing de vivienda, también llamado “arriendo financiero”. El usuario cancela una obligación mensual a un banco, durante un periodo pactado, al final del cual se genera una opción de compra. O por el crédito hipotecario, que consiste en adquirir vivienda a través de un préstamo. En este sistema las entidades crediticias ofrecen plazos y tasas de interés al público en general. Se recomienda consultar la página Web del sistema financiero colombiano.

Siga leyendo: Consejos financieros para madres emprendedoras

En el largo plazo, se presenta la forma más significativa de ahorrar para una familia, es decir la pensión. Recordemos que existe en Colombia un ahorro forzado, el cual consiste en que la empresa retenga parte del salario de un trabajador y lo consigne en un fondo de pensiones; dicha estrategia busca que las personas gocen de una vejez tranquila. Aquí en particular, vale la pena mencionar que aquellos individuos, miembros de una familia, pertenecientes al Sisben I y II o sistema equivalente que diseñe el Gobierno, que cumplieron la edad, pero no el número de semanas exigidas por la Ley, pueden sumarlas como pareja y obtener una pensión.

Adicionalmente, existen más alternativas de ahorro que exploran la pensión del ciudadano. Una de ellas se denomina “Beneficios Económicos Periódicos – BEPS”, que es un programa de ahorro voluntario, planteado para proteger personas de bajos recursos. Este permite ahorrar de acuerdo a la capacidad económica de la persona en forma diaria, semanal o mensual, capital que le permitirá tener una vejez tranquila.

Complementando la información anterior, es bueno aclarar que el BEPS, está dirigido a individuos mayores de 18 años que devengan menos de un salario mínimo mensual vigente. Por otra parte, los beneficiarios del programa tienen incentivos del gobierno nacional como premio por ser un ahorrador para el futuro.

Finalmente, el ahorro voluntario permite reunir un capital importante que complemente las pensiones obligatorias. En este esquema pueden ahorrar trabajadores independientes (contratistas) y personas naturales con contrato laboral. Los importes dependerán de la capacidad económica de las personas y de las políticas ofrecidas por las entidades administradoras. Dicha reserva aumenta el ingreso que se recibirá como mesada en tiempos de la vejez. Así mismo, se recibirán beneficios tributarios, de rentabilidad, de seguridad, disponibilidad de recursos e inembargabilidad, todo ello por pertenecer a los fondos de pensiones voluntarias.

Por último no olvide que planear el futuro en familia, a través del ahorro, es una buena decisión.

*Director de Posgrados Facultad de Ciencias Económicos

Universidad Libre

Contacto Eventos



Para tus actividades comunicate con nosotros 809-588-6238 ext. 205 y 829-451-3392


Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk website.