Sin título-1

Nacionales

DELINCUENTES DESAFÍAN A LA PN MATÁNDOLE TRES MIEMBROS

DELINCUENTES-DESAFAN--A-LA-PN-MATNDOLE-TRES-MIEMBROS
La Policía arrestó ayer a Janeiro Luis Monción, uno de los sindicados como  asesinos de un oficial y dos cabos de la institución, en un hecho ocurrido a las 4:00 de la madrugada del domingo en  Los Girasoles, de Santo Domingo. Monción fue encontrado por agentes policiales en una bóveda del Cementerio Cristo Redentor, donde estaba escondido.

Se dijo que el detenido  identificó a los demás autores del crimen como  Franklin de la Cruz Martínez (Momolo) y otros tres identificados sólo por los apodos de   Chepe, Alexis y Manauris, quienes están prófugos.

Los policías muertos son el  segundo teniente Mártires Pérez Díaz y los  cabos José Arturo Ogando Ramírez y Roberto Otaño Medina. También fue  herido el sargento mayor Alejandro Alcántara Mateo,  recluído en el Hospital General de la Policía Nacional.

Las víctimas,  oriundas de San Juan de la Maguana,   daban seguimiento a una alerta relacionada con el asalto a un vigilante, según informes de la Policía.

Todo parece indicar que los agentes  eran esperados por sus asesinos   y que cuando se les aproximaron abrieron fuego sin darles oportunidad de repeler la agresión.

El hecho ocurrió  a menos de 200  metros del destacamento policial   situado  en el Cementerio Cristo Redentor.

Allí fueron recolectados nueve cartuchos disparados por una escopeta calibre 12, 18 casquillos calibre 9 milímetros y uno de revólver, así como dos proyectiles mutilados y una cápsula de 9 milímetros.

También  un  revólver Taurus del que habían despojado al vigilante Jaime Aquino de Jesús, de la compañía SEPRISA, mientras prestaba servicio  en la envasadora  Duro-Gas, ubicada en la calle Pegaro, de Pantoja. Aquino de Jesús fue herido.

El hecho fue calificado por oficiales y alistados como “un desafío” a  la institución.

Sus vidas.  El teniente Pérez Díaz residía en la calle Caonabo esquina Mella de Nuevo Amanecer  de Los Alcarrizos. Dejó en la orfandad a tres niños: Martirito, de 15 años de edad; Marileny, de 8 y Marianny, de  seis.

En la casa  del cabo Otaño Medina, la escena era también  desgarradora y de impotencia entre familiares, vecinos y compañeros de armas. Había  procreado dos niños con su mujer Elena: Pedrito, de dos  años,  y un segundo nacido hace menos de un año. En el sector todo era pesar por la tragedia.

Designa comisión

Todos los departamentos investigativos de la Policía participan en las pesquisas del suceso que ha conmocionado a los miembros de la institución, familiares, vecinos  y amigos. El jefe de la Policía Nacional, mayor general José Armando Polanco Gómez, dispuso la designación de una comisión para que indague el caso. En el destacamento ubicado a la entrada del cementerio Cristo Redentor se oyeron expresiones de dolor de oficiales, sub-oficiales y alistados apenados por las muertes de sus compañeros.

Las frases

Elena Pérez

Estoy desesperada, desesperada, yo lo que quiero es justicia y, si no se puede aquí en la Tierra, espero por la justicia divina”.

Diola Pérez

Pido justicia y que los autores de la muerte de Mártires  paguen caro por lo que han hecho y el sufrimiento que nos han hecho, lo sufran ellos también”.

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos