Skip to main content

¿No te alcanzó la quincena? Estas son 4 preguntas para saber si estás haciendo muchos gastos hormiga

Todos los días es inevitable hacer los famosos gastos hormiga, esas compras inconscientes como por ejemplo, un agua para el calor, un dulce en el Metro, la propina del restaurante, entre otras; estas parecen no afectar nuestro bolsillo, pero puede que estemos comprando de más y para saberlo hay 4 preguntas que pueden ayudarte a analizar tus gastos hormiga.

Cuando se habla de gastos hormiga, se cree que es algo negativo porque la mayoría se hacen por impulso, pero si se aprende a realizarlo de manera consciente, tomando en cuenta los ingresos mensuales, estos no serán un problema para nuestra economía.

¿En qué momento estos gastos se convierten en un inconveniente?

 

De acuerdo con Alberto Martínez, asesor en inversiones y fundador de la firma de inversiones inmobiliarias DIAM, hacer más gastos hormiga de los que podemos, puede desbalancear nos a la hora de pagar la renta, cuentas bancarias u otros pagos más importantes.

Además, al día parecen mínimos, pero mensualmente, sí representan una suma importante. Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), una persona puede destinar entre mil 400 y 2 mil 600 pesos sólo para cubrir sus gastos hormiga al mes y al año, esto viene representando desde 16 mil a 32 mil pesos.

Este dinero se puede ahorrar o usar en otras cosas, por ello es necesario tomar el control de estas compras y para hacerlo lo ideal es comenzar con una planeación.

¿Cómo evitar hacer muchos gastos hormiga?

Para poder tomar el control de tus gastos hormiga, basta que contestes las siguientes cuatro preguntas:

1. ¿Al final de mes llegas con una cantidad justa de dinero y desconoces el por qué?

Si después de cubrir tus gastos básicos y separar una parte al rubro del ahorro e inversión o de alguna deuda te queda una cantidad regular al mes, puedes destinar algo a ese antojito, pero si no sabes a dónde se fue tu sueldo, es mejor no caer en la tentación y empezar a realizar un registro detallado de todos tus ingresos y egresos, de esta manera sabrás cuánto puedes destinar a los gastos hormiga.

2. ¿No puedes identificar entre los gastos básicos de los que sólo son gustos?

Dentro de tu presupuesto ya integraste una categoría especial para destinar cierta cantidad a esos gastos menores, por ejemplo, comprar un café por las mañanas y puedes prescindir de ellos cuando lo requieras, ahí no hay problema.

En cambio, si realizas compras compulsivas creyendo que deberías tener ese artículo o piensas que es necesario tener más 3 de suscripciones a plataformas de streaming aunque sólo utilices una, es importante empezar a reflexionar si en verdad lo necesitas, si está dentro de tus necesidades básicas y si no lo adquieres qué tanto te podría afectar en tu calidad de vida.

3. ¿Los gastos hormiga que realizas van conforme a tu presupuesto actual?

El no tener control con los gastos pequeños puede llegar a desequilibrar las finanzas personales. De vez en cuando no está mal cumplirte un antojo, pero si al hacer la suma de todos estos gastos hormiga representan un porcentaje mayor del 15 por ciento de tu salario, lo mejor es disminuir su consumo.

4. ¿Llevas un control de tu economía?

Recuerda que unas finanzas personales sanas empiezan con una buena planeación de un presupuestoCuando tengas un ingreso divídelo inmediatamente entre tus necesidades básicas, a una inversión o ahorro y puedes dejar un parte para tus gustos personales. Es importante que el monto para el ahorro e inversión no lo dejes con el dinero que sobra, destina una cantidad a ese rubro cuando te realicen el pago de la quincena o mes.