Skip to main content

Las aplicaciones rebeldes no serán un problema para Android 15

Como siempre, Google se toma con calma pero sin pausa el desarrollo de Android 15, la nueva gran actualización de su sistema operativo móvil que, si todo va como debería, estará lista a finales del próximo verano con un montón de mejoras y novedades que ya se van advirtiendo en las primeras developer preview publicadas desde Mountain View.

Lo cierto es que habrá muchas novedades de mayor lustre como lo serán sin duda Health Connect, el rendimiento dinámico del sistema según usemos apps o juegos demandantes e incluso el uso compartido parcial de la pantalla, con el que podremos proyectar sólo una ventana o aplicación hacia una pantalla externa ocultando el resto de la interfaz de nuestro dispositivo.

En todo caso, a mi la novedad de Android 15 que probablemente me ha llamado más la atención es la que nos enseñaban recientemente los compañeros de Neowin, y es que por fin Google se ha puesto seria con las aplicaciones rebeldes que no adaptan al modo oscuro. Gracias a la nueva versión de la plataforma móvil de Google, habrá de una vez por todas una manera de "obligar" a las apps a oscurecerse, y esto incluso aunque nativamente no soporten las paletas del dark mode.

Android 15 Beta 1.1 ya está disponible: todas las novedades y móviles compatibles
Publicado hace 3 días

Por ahora tampoco es que la novedad sea oficial, pues Google no ha publicado nada al respecto. Lo que sí sabemos es que la característica está implementada en la última beta de Android 15 pues Mishaal Rahman ha sido capaz de descubrirla en uno de los clásicos APK teardown de Android Authority, llegando a mostrarnos incluso cómo funciona y cómo se ven las aplicaciones forzadas.

Muchos pensaréis que ya existía una forma de forzar las aplicaciones al dark mode, pero lo cierto es que aquellas no compatibles con el modo oscuro nativamente continuaban mostrándose con las paletas más claras por mucho que activásemos esa función entre las opciones de desarrollador. Como es obvio, esto hacía que la experiencia del sistema fuese confusa y no tan cómoda como lo es visualizar siempre la pantalla en tonalidades más oscuras.